Historia


El nombre Tamaya significa “Alto Mirador” y viene del dialecto Diaguita, cultura indígena que habitó el valle del Limarí, entre los siglos VIII y VI A.C, lugar donde actualmente está emplazada Viña Tamaya. Este es el nombre que recibe también el cerro más alto de la zona, desde cuya cima es posible ver todo el valle.

Dentro de las hectáreas de la viña, han sido encontrados vestigios arqueológicos precolombinos, entre los que destacan las famosas piedras tácitas y algunos fósiles de utensilios domésticos, haciendo de este lugar un invaluable patrimonio cultural y turístico.